Las manifestaciones comportamentales descritas en este artículo pueden darnos algunas pistas. Aunque parezca casi seguro que el señor Anthony viva con la enfermedad de Alzheimer, no podemos asegurarlo, ya que para ello necesitaríamos un examen neuropsicológico completo. Puede ser que esté desarrollando deterioro cognitivo, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington o la enfermedad de Alzheimer precisamente, o puede ser únicamente que esté acumulando placas ‘seniles’ o bien ovillos neurofibrilares que irrumpan en el correcto funcionamiento de algunas áreas cerebrales.

El Padre y la enfermedad de Alzheimer

La película ‘El Padre’ es protagonizada por el señor Anthony, quien es una persona con funcionalidad a muchos niveles, pero manifiesta dificultad en la orientación espacio-tiempo, así como confusiones en el reconocimiento de caras y/o personas, dificultades en la planificación de las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria y también dificultades en la expresión verbal.

Paralelamente, en algunos momentos, manifiesta angustia y nerviosismo debido aparentemente a no comprender algunas situaciones, padeciendo una desvinculación puntual de la realidad.

Como comentamos, el señor Anthony es una persona con funcionalidad: puede caminar de manera autónoma, puede manipular objetos, puede hablar y mantener una conversación, así como también ejecutar las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria con cariño y apoyo continuo.

¡Atención! Según como nos refiramos y hablemos, podemos herir la sensibilidad. Normalmente decimos: »Está senil, seguro que tiene Alzheimer o Demencia Senil porque no se acuerda de nada…» Aprendamos a decirlo de otro modo…: »Las personas vivimos con enfermedades neurodegenerativas, como puede ser la enfermedad de Alzheimer.» Si decimos ‘esa persona está senil’ estamos definiendo a la persona, dictaminándola.

el padre

La voluntad del señor Anthony, seguir en su casa

Durante el transcurso de la película queda clara la voluntad del señor Anthony, y es seguir viviendo en su piso, en su casa. Para ello, su hija, busca ayuda para cubrir las necesidades diarias de su padre y contrata a una persona que le presta atención domiciliaria. La atención domiciliaria es un recurso asistencial comunitario destinado a las personas en situación de vulnerabilidad y/o en situación de dependencia tengan la edad que tengan. Puede solicitarse a través de Servicios Sociales o a cualquier empresa que se dedique a ello. La atención domiciliaria puede ser un servicio público, con copago o sin copago, o bien privado.