Servicios de personas cuidadoras a domicilio y formas de gestión

por

En el mundo actual, los servicios de ayuda y atención a domicilio han ganado relevancia debido al envejecimiento de la población y la creciente demanda de cuidados especializados en el hogar. A menudo, necesitamos ayuda para cuidar y acompañar a un familiar en casa y así procurar que siga viviendo en casa el mayor tiempo posible si esta es su voluntad, es decir, necesitamos personas cuidadoras a domicilio para cubrir todas las horas de atención que requiere nuestro familiar y así poder descansar. Ahora bien, esto suele ir acompañado de grandes dificultades económicas, además de problemas para conciliar la vida misma con la responsabilidad de cuidar.

La gestión de estos servicios puede realizarse de diversas maneras, adaptándose a las necesidades y preferencias de las personas que reciben cuidados y sus familias. En este post, exploraremos las diferentes formas de gestionar los servicios de personas cuidadoras a domicilio: público, privado, con prestación económica vinculada, a través del régimen del hogar, y otros modelos híbridos.

1. Gestión pública de servicios de cuidados a domicilio

Descripción

La gestión pública de los servicios de ayuda a domicilio se rige por la cartera de servicios sociales actual, implicando que los servicios son proporcionados directamente por entidades gubernamentales, como ayuntamientos, consejos comarcales o, en general, por servicios sociales regionales.

Puede ser que, por licitación u otras vías de relación contractual, se contraten entidades gestoras para gestionar el servicio. Estas entidades, a la vez, pueden prestar servicios privados 100% o mediante la prestación económica vinculada al servicio (PEV) que exploraremos después.

Estos servicios suelen estar subvencionados, lo que permite ofrecer atención generalmente con copago para las personas que cumplen ciertos criterios económicos, de necesidad y situación social o de dependencia.

Ventajas

  • Accesibilidad: los servicios públicos suelen estar más accesibles para personas con bajos ingresos.
  • Cobertura Integral: los servicios pueden incluir una amplia gama de asistencias, desde cuidado personal hasta ayuda con las tareas del hogar.

Desventajas

  • Burocracia: el proceso para acceder a estos servicios puede ser lento y complicado.
  • Limitación de recursos: a menudo, los recursos son limitados, lo que puede resultar en listas de espera.

Ejemplos

En España, el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) gestiona la ayuda a domicilio a través de las Comunidades Autónomas, ofreciendo servicios directos y subvenciones.

2. Gestión privada de servicios de cuidados a domicilio

Descripción

La gestión privada se refiere a la contratación de servicios de ayuda a domicilio a través de empresas privadas especializadas. Estas empresas pueden ofrecer una gama de servicios que varían en calidad y precio.

Ventajas

  • Rapidez: generalmente, la contratación y el inicio del servicio son más rápidos en comparación con el sector público.
  • Variedad de opciones: existe una amplia oferta de empresas, lo que permite comparar y elegir la más adecuada, aunque hoy en día es tanta la información que encontramos que podemos agobiarnos fácilmente.

Desventajas

  • Coste: los servicios privados suelen ser más caros, lo que puede limitar su accesibilidad.
  • Calidad variable: la calidad puede variar significativamente entre diferentes proveedores.

Ejemplos

En los últimos 10 años han emergido una gran cantidad de empresas que ofrecen el servicio privado de personas cuidadoras a domicilio, basta con buscar en Google «cuidadora de personas mayores», ahora bien, como decíamos antes, tanta información puede agobiarnos. Si necesitas consejos u orientación para elegir la mejor opción, puedes dejar comentarios en este post y te responderé a la mayor brevedad posible.

3. Prestación Económica Vinculada (PEV), una ayuda para pagar

Descripción

La prestación económica vinculada es una ayuda económica que proporciona el gobierno a las personas que necesitan asistencia para que puedan contratar los servicios de ayuda a domicilio de manera privada. Este modelo permite una mayor autonomía en la elección del proveedor, pero cuidado, si la entidad que nos está prestando el servicio no tiene un correcto control de las horas que nos presta, puede facturarnos erróneamente, te recomiendo que revises cada mes la factura y si tienes dudas consultes a mes vencido a la entidad para que te lo aclaren.

Ventajas

  • Autonomía: te permite elegir el proveedor que mejor se adapte a tus necesidades.
  • Fomento del sector privado: ayuda a dinamizar el mercado privado de cuidados a domicilio.

Desventajas

  • Control del gasto: cuando nos otorgan esta prestación debemos gestionar adecuadamente el dinero, lo que puede ser un desafío.
  • Desigualdad: las diferencias en la capacidad de gestión pueden crear desigualdades en la calidad del servicio recibido.

Ejemplos

En España, la Ley de Dependencia contempla la prestación económica vinculada para que las personas en situación de dependencia puedan acceder a servicios de asistencia a domicilio.

4. Régimen del Hogar, personas cuidadoras contratadas por la familia

Descripción

El régimen del hogar implica la contratación directa personas cuidadoras a domicilio por parte de las familias, sin intermediación de entidades públicas. Puedes contratar por tu cuenta siguiendo varios pasos sencillos que la misma Seguridad Social te explica en su página web o bien contratar a una entidad privada que te haga la intermediación (esto es la búsqueda de las personas cuidadoras a domicilio, su contratación, la confección de su nómina, etc.). Las personas cuidadoras a domicilio pueden ser empleados/as domésticos/as contratados según la normativa laboral vigente.

El régimen del hogar ha experimentado cambios significativos con su integración en el Régimen General de la Seguridad Social. Esta actualización ha implicado nuevas normativas y condiciones para la contratación y gestión de empleados y empleadas del hogar.

Ventajas

  • Estabilidad: con esta opción hay menos rotación de personas cuidadoras a domicilio respecto al servicio de ayuda a domicilio público o a través de la prestación económica vinculada mencionada antes. La relación directa permite mayor personalización del servicio.
  • Coste potencialmente más bajo: puede ser más económico que lo gestiones por tu cuenta siguiendo los pasos de la Seguridad Social que contratar a través de una empresa privada, ahora bien, cuando cuidamos normalmente tenemos mucha sobrecarga, por eso las entidades privadas ofrecen esta intermediación.

Desventajas

  • Responsabilidad legal: la familia asume toda la responsabilidad legal y administrativa como empleadora.
  • Gestión compleja: se requiere tiempo y conocimiento para gestionar el empleo, incluyendo nóminas y cumplimiento de normativas laborales, por eso, las entidades privadas ofrecen una cuota mensual con la que te cubren toda esta gestión.

Ejemplos

Muchas familias en España optan por contratar personas cuidadoras a domicilio a través del régimen especial de empleados y empleadas del hogar, cumpliendo con las obligaciones legales de contratación y seguridad social.

5. Modelos Híbridos con diferentes formas de gestión a la vez

Descripción

Los modelos híbridos combinan elementos de los diferentes tipos de gestión. Por ejemplo, una familia puede recibir una prestación económica vinculada y complementar con servicios privados o públicos según las necesidades.

Ventajas

  • Flexibilidad: permite combinar recursos para maximizar la cobertura y calidad del servicio.
  • Adaptabilidad: se puede ajustar la combinación de servicios según cambian las circunstancias de la persona que recibe cuidados.

Desventajas

  • Complejidad administrativa: requiere una buena gestión para coordinar los diferentes tipos de ayuda.
  • Variedad de normativas: pueden aplicarse diferentes normativas y requisitos que complican la gestión.

Ejemplos

Algunas Comunidades Autónomas en España permiten combinar ayudas públicas con prestaciones económicas vinculadas, facilitando así una gestión más flexible de los cuidados.

Conclusión

La gestión de un servicio de personas cuidadoras a domicilio puede abordarse desde diferentes enfoques, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. La elección del modelo adecuado depende de múltiples factores, incluyendo las necesidades específicas de la persona que requiere cuidados, la disponibilidad de recursos económicos, y la capacidad de gestión de la familia o de la propia persona. Al considerar las opciones, es crucial evaluar cuidadosamente cada modelo para asegurarse de que se proporcionen los cuidados necesarios de manera efectiva y sostenible.

Contacta conmigo

Sé que es muy difícil tomar decisiones cuando cuidamos en casa, por esto mismo ayudo sin ánimo de lucro a personas que requieren cuidados y familias a tomar la decisión más adecuada.

Puedes contactar conmigo aquí: Contacto – Sandra Pàmies